Beekeeper: Sentencia de Muerte

7.4
La brutal campaña de venganza de un hombre adquiere dimensiones nacionales cuando se descubre que es un antiguo agente de una poderosa organización clandestina conocida como "Los apicultores".
<

Descargar


Warning: Undefined array key "links" in /home/pelispanda1/public_html/wp-content/themes/films/parts/single/downloads/movie-downloads.php on line 28
ServidorFormatoIdiomaFechaTamañoDescargar
UtorrentWEB-DL 1080pLatino/Inglés202402297.32 GB Descargar
UtorrentDual 1080pLatino/Inglés202402292.86 GB Descargar
UtorrentDual 720pLatino/Inglés202402291.30 GB Descargar
UtorrentDVDRipLatino20240229737 MB Descargar

Comentarios

También te puede interesar

Escuadrón rojo

Acción Aventura Bélica Drama Historia
6

En 1944, la Segunda Guerra Mundial está en su clímax. Aún así los pilotos negros del programa de entrenamiento de Tuskee se les encarga misiones de segunda categoría, además de tener que lidiar con el racismo de la época. Sin embargo, cuando comienzan a menguar los refuerzos, el Pentágono autoriza por primera vez en la historia una misión a un escuadrón en su totalidad de raza negra. Red Tails EscuadrónCritica:George Lucas llevaba muchos años pensando en ese proyecto. Cuentan que desde finales de los ochenta, pero sus ganas de destrozar nuestras infancias con una trilogía warsiana, postergó “Red Tails” hasta 2012. Samuel L. Jackson iba a dirigirla, pero estamos seguros que al no leer ningún «motherfucker», «motherfuck», «motherfucking» o alguna de sus 1.588.394 variaciones, obligaría a George Lucas AKA Jabba el Hutt a comer el guión a punta de pistola o ‘red tail’. ¿Quién podría ver una película de Samuel L. Jackson sin un «motherfucker»? Sería como ver una película porno con la tele apagada… como poco. EscuadrónCon Anthony Hemingway (“The Wire”) como director, la historia de los The Tuskegee Airmen durante la Segunda Guerra Mundial se merecía mejor despegue y aterrizaje. Con aroma de videojuego digital y tramas de telefilme de sobremesa, el libreto de John Ridley defecado por George Lucas después de su encuentro con Samuel L. Jackson aporta poco o menos fuera de sus secuencias de acción. Ni un gran presupuesto ni tener un reparto encabezado por Terrence Howard y Cuba Gooding Jr. puede camuflar diálogos sin gasolina, personajes y conflictos nacidos de arquetipos desgastados, clímax rociados en volátil alcohol, heroísmo de telefilme familiar y orgullo patriótico en horas bajas. Por no hablar de pifias argumentales que tratan al espectador como idiota: proponer un matrimonio interracial o una pelea de oficiales sin rasguños deja una aroma de inmadurez y desconocimiento y nula documentación total. Escuadrón

Los 3 del infierno

Acción Crimen Terror
5.834

Otis, Baby y Spaulding han logrado sobrevivir de alguna manera a una tormenta de balas. Su recuperación "satánica" les lleva directamente a prisión, de donde escapan sin demasiados problemas. Una vez fuera conocerán a un cuarto miembro, Foxy, que comparte sus peculiares virtudes, y con el cual volverán a desatar el caos allá por donde pasan. Secuela de "Violencia diabólica".

Soldado anónimo 2: Terreno peligroso

Acción Bélica
5.7

Con cicatrices de batalla y desilusionado por la guerra, el cabo Chris Merrimette es puesto a cargo de una unidad cuya siguiente misión es reabastecer un remoto puesto de avanzada en el borde del territorio controlado por los talibanes. Mientras cruza la provincia de Helmand, hostil, un Navy SEAL toma el mando de su convoy y lo utiliza para una operación de importancia internacional: deben ayudar a una mujer afgana, famosa por su desafío a los talibanes, a escapar del país. Sin tanques o apoyo aéreo, Merrimette y su equipo necesitarán toda la valentía y la potencia de fuego que puedan reunir para abrirse camino a través del país devastado por la guerra y conducir a la mujer a la seguridad. Jarhead 2: Field of Fire Soldado anónimo 2 SoldadoCritica:Secuela de otra "Jarhead" destinada como la primera, (dirigida por Sam Mendes en 2005, era otra cosa) a honrar el cuerpo de marines, Semper fidelis, dirigida por Don Michael Paul, con Jason Wong como el cabo Chris Merrimette que debe cumplir una misión de reabastecimiento con su pelotón en las líneas enemigas, los talibanes de Afganistán. Es un producto de la serie B, una ensalada continua de disparos, explosiones y armas sofisticadas que siempre aciertan a los malos (sospechosamente con pinta de americanos un vez se les ve el careto, no había suficientes actores con la tez morena). Complementa el esperado drama bélico algo que aparece a mitad de la película, un par de soldados de la SEAL, la fuerza de servicios especiales de la Marina norteamericana que deben llevar a una activista afgana de las buenas (es decir apoyada por Washington) , a una base segura para enviarla a las Naciones Unidas para que denuncie el régimen talibán. Por tanto esa será la misión para el grupo de soldados poco habituados a la lucha (son de logística, es decir de avituallamiento). Y vaya si lo hacen. A través de la heroica pérdida de soldados "buenos" y cientos de talibanes que caen como moscas. Elemental, previsible y reiterativa. Una película menor de un género del cine americano de lo más patriotero, militarista y algo racista, el de los marines y sus misiones imposibles que siempre acaban bien. Los aficionado a los jarhead, cabezas de bote, como se llaman entre sí los marines, disfrutarán.Es el western redivivo en forma de guerra actual. SoldadoPor una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. SoldadoUn metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia. Soldado

Aviso
Esta película aun no se encuentra disponible, sin embargo está en calidad de "cine" Es tu decisión verla o no en esta calidad, en cuanto esté disponible en HD, seremos los primeros en actualizarla.
entiendo

No volver a mostrar